Como en todas las familias, grupos de amigos, bandas de música, plantillas de trabajo… Siempre tiene que haber una oveja negra. En el sector de la cerrajería también lo hay, y el rebaño oscuro lo componen los estafadores, usurpadores que se hacen pasar por cerrajeros profesionales, que están en las antípodas de serlo y que perjudican gravemente y manchan la imagen de un gremio en el que no deberían estar. Estas personas fraudulentas componen una competencia desleal que daña tanto a los auténticos técnicos de seguridad como también a los clientes, que seducidos por los bajos precios, acaban recibiendo un servicio nada fiable. Para que no caigas en este error, en este post te vamos a ayudar a detectar este tipo de estafas y te daremos varios consejos para contratar el mejor servicio de cerrajería.

Consejos para detectar estafadores haciéndose pasar cerrajeros

Para elaborar el perfil del clásico estafador en el sector de la cerrajería, varios operarios de cerrajeros Santa Pola urgencias (estos sí que son auténticos profesionales) han querido colaborar con nosotros para que así todo el mundo pueda conocer de la forma más clara posible las artimañas de estos estafadores.

No te fíes de empresas con marketing cutre y barato

En la mayoría de casos, estos falsos cerrajeros recurren a las pegatinas callejeras para anunciarse. Seguro que has visto una de ellas en alguna ocasión. Son de un calor llamativo (verde, naranja, rosa, etc.) y tienen un tamaño similar al de una tarjeta de visita, no suelen indicar el precio pero sí hacen hincapié en conceptos como “chollo”, “low cost” o simplemente “baratísimo”. Como estas personas trabajan en negro, es decir, no están regulados por el Estado, esta estrategia de publicidad invasiva a través de adhesivos fosforitos es la única que les queda. Suelen estar pegados en los portales de puertas, garajes, persianas de locales, etc.

Ten en cuenta la importancia del número de teléfono

Estará impreso en la pegatina y casi seguro empezará por 900. Si ves este número sea donde sea (sea en una pegatina o en otro lugar de promoción), no llames, ya que en la inmensísima mayoría de casos, pertenecen al gremio de los estafadores.

El sitio web: https siempre

Si has llegado a un sitio web de un supuesto cerrajero, una forma de detectar si estás ante un verdadero profesional es fijarte en la url. Si empieza por https, si el navegador te indica que estás en un lugar seguro con un candado verde cerrado, estate tranquilo, que estás ante los servicios de una empresa o particular fiable

Pide presupuesto del servicio de cerrajería antes de contratar el servicio

Un verdadero profesional te indicará el montante de la operación sin ningún compromiso. Si no te indican el precio que tendrá contratar sus servicios (y si son algo cortantes a la hora de responder tus dudas), búscate otro cerrajero o acabarás cayendo en la trampa.