Cuando se habla de la seguridad y protección que se requiere para los accesos de nuestras viviendas, las puertas blindadas son consideradas como la mejor alternativa. No obstante a ello,  se debe considerar que las mismas pueden presentar problemas que tienen que ver con la calidad de los materiales usados al momento de ser fabricadas.

Es en estos casos cuando la cerradura comienza a presentar problemas ya sea que se deteriore o incluso llega a trabarse, haciendo que no se pueda abrir la puerta de la forma tradicional. Y es aquí cuando se hace necesario el cambio de la cerradura de la puerta. De igual forma existen momentos en que perdemos las llaves, en cuyo caso debe cambiarse la cerradura pues las llaves de estas no pueden ser reemplazadas.

Igualmente hay personas que buscan cambiar la cerradura cuando hacen la compra de una vivienda o cuando finaliza el período de alquiler de su propiedad. También lo hacen cuando realizan obras en su vivienda y tienen forzosamente que darles las llaves de la casa a los obreros. Pero también hay los casos en que la cerradura no funciona correctamente y nos vemos en la necesidad de estar luchando con ella durante largos períodos, ya sea para abrirla o para cerrarla, lo cual llega a causar mucho estrés. Si te interesa, puedes ver estos consejos de seguridad para proteger tu hogar.
Cerradura nueva en puerta blindada de seguridad.

Es importante acotar que la mayoría de las puertas blindadas están reforzadas con cilindros que son imposibles de sacar para reemplazarlas, por lo que generalmente llega a significar que requerirá de la intervención de un cerrajero profesional, ya que están capacitados para resolver el problema en breve tiempo y es quien conoce la tecnología más conveniente para hacer el reemplazo de la cerradura de una puerta blindada.

Ahora si el caso es que la puerta blindada está muy deteriorada, lo que conviene es reemplazar la puerta completamente, optando por comprar una con cerradura que si permita extraer los cilindros de forma más sencilla si llegara a ser necesario. Siempre se debe tener en cuenta que si deseamos la mayor seguridad, es fundamental dejar este tipo de trabajo en manos de los expertos.

El hacer el cambio de la cerradura de una puerta blindada puede llegar a ser uno de los puntos más importantes, cuando de la seguridad de nuestra casa se refiere. Hoy día son más las personas que buscan incrementar la seguridad de su casa, razón por la cual cada día se fijan más en el tipo de cerradura y puerta que es colocada en la entrada de acceso; esto con la finalidad de tener más beneficios y eficacia.

Erróneamente se tiene la creencia que una puerta es más segura cuando tiene muchos cerrojos instalados. Pero en realidad estos no son atacados de forma directa al momento de querer ingresar en un domicilio. Es en estos casos que se hace útil el cambio de la cerradura de la puerta blindada cuando se llega a una vivienda nueva o que la cerradura haya sido victima de la acción agresiva por un delincuente que haga que esta no funcione correctamente, aunque la cerradura y el bombín disponen de de núcleos independientes el uno del otro.

A continuación te mostraremos un vídeo de Leroy Merlyn donde se explica el proceso paso a paso en caso de que decidas hacerlo por ti mismo, aunque lo mejor para cambiar la cerradura de una puerta blindad, es consultar con un cerrajero profesional para que este nos asegure que los cierre que tiene son independientes.

También se debe tener en cuenta que cuando nos referimos a una puerta blindada esta es la que tiene una estructura de madera que contiene un refuerzo particular de acero en la zona de la hora de la puerta y se diferencian de las acorazadas que son íntegramente hechas de acero.  Así que cuando se vaya a realizar el cambio de cerradura de una puerta blindada debe tenerse en cuenta lo anterior ya que los trabajos en ambos tipos de puertas son diferentes.

Debemos acotar que cambiar una cerradura de seguridad no es lo mismo que cambiar un bombín, aunque ambos trabajos son bastante sencillos y puedes llegar a hacerlo tu mismo.

El cambio de la cerradura de tu puerta blindada no es nada difícil, pero para hacerlo debes estar familiarizado con las partes que componen la cerradura. Estas partes son:

  • El frontal: que es la pieza que esta ubicada en el canto de la hoja y a través de él es que se fija la cerradura a la puerta, así como entre sus funciones está el mantener el bombín unido a la cerradura.
  • El resbalón: es la parte que mantiene la puerta cerrada y permite el deslizamiento de la puerta debido a su forma de cuña.
  • Los bulones: son las piezas que se accionan cuando se mete la llave y se gira esta. Cuando se cierra la puerta los bulones salen y permiten que esta de mantenga cerrada.
  • La manija o manilla: es la que sirve para abrir la puerta cuando se acciona hacia abajo, y en estado de reposo, mantiene el resbalón hacia fuera de la caja.
  • Bombín: contiene el mecanismo que hace que la puerta se abra cuando la llave se gira. Hay ocasiones en que no es necesario cambiar la cerradura completa y resulta suficiente cambiar el bombín para lograr la seguridad buscada.

En el caso del cambio de la cerradura debes seguir las siguientes indicaciones:

  1. Para que puedas trabajar con comodidad, quita la puerta de las bisagras.
  2. Con la ayuda de un atornillador (eléctrico o manual), destornilla los tirafondos que tienen sujeto el embellecedor y de igual forma haz lo mismo con la manilla, para lo cual debes buscar la muesca circular en la misma y presionarla con destornillador pequeño y tira de la manilla hasta que esta salga.
  3. Saca el bombín.
  4. Extrae el frontal ubicado en el canto de la puerta, quita todos los tornillos y jala del bloque entero.
  5. Ya así habrás desmontado la cerradura por completo de la forma más sencilla. Ahora coloca la nueva siguiendo este mismo procedimiento pero al revés.

Ahora ya sabes cambiar una cerradura de puerta blindada, sigue cada consejo y verás cómo lo haces mejor que un experto.